Museu Marès de la Punta   |   Museu Mollfulleda de Mineralogia

El historiador y abogado Josep Ma Pons Guri, amigo de Marès y una de las personas que colaboró activamente en la inauguración del Museo explicaba como Frederic Marès i Deulovol explicaba claramente porque había escogido Arenys de Mar para depositar su colección: Quiero que quede claro que si, por mi parte, como creador del Museo, sugerí la ubicación en la vila de Arenys de Mar; no fue nada arbitrário, sinó bien consciente, por estimar y entender que a esta vila de una manera singular le debemos la divulgación, el conocimiento y la valoración del encaje de bolillo…
Desde los inicios del Museo, Jordi Palomer como director y Lola Simarro como colaboradora conseguieron que el Museo se haya convertido en un referente en la recuperación y conservación de un patrimonio que tanto nos caracteriza. Al Museo se ha incorporado colecciones importantes como el Fons Castells de Arenys de Mar, la colección Balmes-Viñas con piezas de la Casa Hijos R. Vives de Barcelona o la colección Carmen Tórtola Valencia, propiedad del Colegio del Arte Mayor de la Seda. Recientemente el Museo ha incorporado el conjunto de piezas de encaje de la colección Francesca Bonnemaison y la cesión del mantel de altar, el alba y el roquete de la Capella de Sant Jordi del Palacio de la Generalitat realizadas por la Casa Castells entre los años 1927-1929. El Museo es además un espacio activo con la celebración de exposiciones como la que podéis visitar ahora, Colores del Mediterráneo, la organización de diversas actividades: talleres, conciertos, conferencías, cursos de ret fi... , la relación con otros museos y entidades de toda Europa dedicadas a la promoción y difusión de un arte com es el encaje.
Quien empiece a leer esta salutación, que hasta acabarla se sienta designado de una manera singular y amistosa: este es el deseo conjunto de un hombre, Frederic Marés, y de la vila de Arenys de Mar. Al encontrarse, libre y sereno, en este hospitalário lugar, el visitante se verá rodeado de una delicada belleza. Generaciones de sensibles dedos femeninos de esta población y de fuera – otras naciones incluidas- la crearon. Un mantenido y noble esfuerzo, después de salvarlo a lo largo de los años, la ha querido reunir aquí. I la ofrece para siempre, con la viva colaboración de toda la vila de Arenys de Mar, sin olvidar ni por un momento, pero, la presencia de Arenys de Munt, de donde procedemos, al lento placer contemplativo de unos amables ojos curiosos. Con estas palabras, el poeta Salvador Espriu invita al visitante a disfrutar del Museo Marès del Encaje, un espacio donde se puede disfrutar de un arte que singulariza a toda Europa, desde Rusia hasta Portugal y de Chipre hasta el Reino Unido se hace encaje a lo largo de los siglos.
En estos 30 años han colaborado y colaboran con el museo muchas personas, instituciones y entidades, y sobretodo todas las personas de Arenys de Mar que nos apoyan. Nos resulta imposible mencionarlos a todos, pero agradecemos su confianza y queremos celebrar muchos años más.